“…Buscar una estrategia equivale a admitir que el talento y la ambición, por sobresalientes que sean, siempre necesitan encontrar un camino bien orientado”. (Tony Robbins)

Quizás el término “estrategia” sea uno de los términos en la empresa más monopolizado.  Utilizamos la palabra “estrategia” para referirnos a cualquier acción, desde formas de proceder en los negocios hasta  nuestra propia actitud para conducir reuniones, o dirigir negociaciones. Tal proliferación de uso solo hace que se anule o se difumine el verdadero concepto de la misma. Sin embargo, es un concepto importante y a veces determinante, que, bien entendido y utilizado nos ayudará a poder alcanzar el éxito en cualquier aventura empresarial…el único truco consiste en saber utilizarlo adecuadamente.

La estrategia te permite organizar tu futuro y básicamente planificar en el presente lo que se quiere conseguir en tiempos venideros, por ello, cuando se habla de estrategia se está hablando del medio y largo plazo. A corto plazo solo procede hablar de prácticas o tácticas empresariales, pero en ningún caso de estrategias.

Las estrategias de una empresa pueden ser varias. Por ejemplo, una empresa puede llevar a cabo una estrategia de marketing y a la vez una estrategia competitiva, pero ambas deben estar relacionadas en un llamado Plan Estratégico

El Plan estratégico es un documento que refleja cual será la estrategia o estrategias que la empresa seguirá en el medio plazo, en un periodo que oscila entre los 3 a 5 años. El Plan estratégico indica claramente los objetivos numéricos, las políticas y las líneas de actuación para conseguirlos en unos periodos de tiempo explícitos y concretos. En definitiva, es un documento cuantitativo y temporal.

Por encima de este, se sitúa el Plan Director, un documento oficial, especialmente en las grandes empresas, donde se reflejan los objetivos de futuro en el largo plazo. Básicamente especifica las futuras cualidades de la organización, como su estructura, su misión, o su catálogo de servicios,  establece la finalidad de la compañía, pero no entra en detalles de cómo conseguirlo y no establece intervalos de tiempo que rijan las prioridades a llevar a cabo en el día a día, definiendo generalmente un período no inferior a 5 años. A diferencia del Plan Estratégico, el Plan Director es cualitativo y atemporal.

La diferencia más notable entre ambos es el nivel al que se sitúan. Mientras que el Plan Director estaría a un nivel corporativo o de dirección el segundo le correspondería un nivel ejecutivo o de negocio.

El plan estratégico facilita la visión de futuro, permite evaluar de forma objetiva la situación real de la empresa y actúa como punto de partida para la verdadera planificación empresaria. La ausencia de una estrategia definida a medio y largo plazo, puede limitar a una empresa el crecimiento a corto plazo e incluso su viabilidad en el medio-largo plazo.

Manuel Sordo, CEO en EMC

  1. Iñigo Arraiza says:

    La estrategia es absolutamente esencial. Coincido contigo en el gran desconocimiento real del significado de la misma y por tanto la mala utilización de su práctica. Sólo añadir, que traza una hoja de ruta tras un análisis muy profundo y exhaustivo tanto de negocio, entorno, competencia, tendencias, tecnología etc. Pero realmente marca una dirección adecuada y sobre todo consensuada. Al no ser una varita mágica, es una herramienta que ha de irse reajustando y realimentando pues toda la acción estratégica ha de desempeñarse en toda la empresa con el fin ulterior de ser realmente competitivos. Todo lo que sea o fuera para ayer o mañana e incluso un trimestre son tácticas y parcheos ante determinadas situaciones pero no implican un desempeño estratégico sino táctico. En todo lo demás bastante de acuerdo. Buen aporte sobre todo por eliminar la prostitución de la palabra ESTRATEGIA.

    • EMC says:

      Coincidimos plenamente contigo en la necesidad de una continua realimentación o feedback en la ejecución del plan en función de los resultados visualizados en los indicadores de control y evaluación. Muchas gracias por tu comentario y aportación.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *