Una pyme puede considerarse oficialmente “INNOVADORA” en el caso de cumplir una serie de requisitos recogidos en el Real Decreto 475/2015 publicado el 13 de Junio que aborda los criterios que pequeñas y medianas empresas deben cumplir para pertenecer a esta categoría:

Financiación pública

Haber recibido financiación pública en los últimos tres años a través de:

  • El VI Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica o del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación
  • Ayudas para proyectos de I+D+i del CDTI
  • Convocatorias de Horizonte 2020 o en el VII programa marco de la Unión Europea

    Demostrada actividad de carácter innovador

  • La empresa dispone de una patente propia en explotación (en un periodo inferior a 5 años anteriores).
  • La empresa haya obtenido en los tres años anteriores un informe motivado vinculante positivo para la aplicación de las deducciones contempladas en el artículo 35 del texto refundido de la ley del impuesto sobre sociedades, aprobado por el RDL 4/2004, de 5 de Marzo.

    Demostrada capacidad de innovación 

Empresas que hayan demostrado su capacidad de innovación y la acrediten con certificaciones oficiales del MINECO:

  • Joven Empresa Innovadora (JEI) según la especificación AENOR EA0043
  • Pequeña o microempresa innovadora, según la Especificación AENOR EA0047
  • Certificación norma UNE 166.002 de sistemas de gestión de la I+D+i

Las PYMES que cumplan con los requisitos mencionados podrán beneficiarse de una bonificación en las aportaciones empresariales a las cuotas de la seguridad social. Toda la información se encuentra recogida en el Real Decreto 475/2014, de 13 de junio, sobre bonificaciones en la cotización la Seguridad Social del personal investigador.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *