smart-cities-security-challenge-showcase_image-6-a-7968

Últimamente oímos hablar sobre las Smarts Cities o Ciudades Inteligentes. Incluso vemos el nombre de alguna ciudad acompañada por “Smart City”. Pero, ¿sabemos realmente qué son? Una Smart City típica trata de gestionar, en tiempo real y apoyándose en los avances tecnológicos y en el flujo de información, los recursos de una ciudad para conseguir que su gestión sea más eficiente.

El concepto Smart City engloba varios sectores: transporte, residuos, energía, suministros, sanidad, comunicación etc. Todo esto afecta directamente a la ciudad y a sus ciudadanos, ya que uno de sus principales objetivos es mejorar la eficiencia económica y política de la ciudad así como mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Consideraremos un ejemplo de cómo el modelo Smart City puede influir en la mejora de la gestión de los servicios de una ciudad. A través de un sistema de sensores implantado en los puntos de recogida de basura, el camión detecta qué contenedores están llenos. Esto le permitiría alterar la ruta inicialmente programada por una ruta más eficiente, ya que sólo pasaría por los puntos que realmente fueran necesarios. Sobre este sistema de recogida de basura están trabajando varias empresas ofreciendo proyectos pilotos a ayuntamientos como el de Sabadell y el de Badajoz.

El informe “Índice IESE Cities in Motion” de IESE (Escuela de Negocios de la Universidad de Navarra) evalúa 148 ciudades de 57 países según el Índice Cities in Motion (ICIM). Este índice tiene como objeto medir la sostenibilidad de las principales ciudades del mundo y la calidad de vida de sus habitantes mediante la consideración de numerosas variables: economía, medio ambiente, cohesión social, proyección internacional, gobierno, movilidad y transporte, gestión pública, capital humano, tecnología y urbanismo.

Según este informe, Londres encabeza el ranking europeo y  el global. Le siguen, en el europeo París, Ámsterdam, Viena y por último Ginebra.

En España, más de 50 ciudades llevan a cabo proyectos de Smart Cities: A Coruña, Barcelona, Bilbao, Madrid, Málaga, San Sebastián, Valladolid, entre otras. En 2009, Santander fue la primera ciudad española en implantar el modelo Smart City sirviéndose de las nuevas tecnologías y de Internet para conseguir una gestión coordinada de la ciudad. En 2015, Barcelona fue la ciudad española mejor posicionada del ranking elaborado por el informe “Índice IESE Cities in Motion”.

La Comisión Europea ha abierto una nueva convocatoria de propuestas para las Ciudades Inteligentes y Sostenibles: SCC-1-2016-2017: Smart Cities and Communities lighthouse projects. El presupuesto que ha destinado la Comisión Europea está comprendido entre 12 y 18 millones de euros y la fecha límite para admitir solicitudes es el 5 de abril de 2016.

Desde EMC, os animamos a todos aquellos que deseéis presentar vuestros proyectos a concurso a que nos escribáis a info@euromconsulting.eu

Si además queréis estar informados de todas las convocatorias de los diferentes programas europeos que financian proyectos relacionados con la temática Smart City, suscríbete al Observatorio de Financiación Europea y encuentra aquellas en las que mejor encaja tu organización o proyecto y que se puedan presentar en 2016.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *