Participar en proyectos europeos aporta múltiples beneficios a empresas y organizaciones como la apertura a nuevos mercados, colaboración y relaciones con empresas de prestigio, acceso a tecnología y conocimiento novedoso que puede favorecer su competitividad  en el futuro, obtención de una gran cuantía de financiación pública, mejora de la imagen de empresa o establecer contactos con agentes […]